leyenda2016

Los Jóvenes Titanes regresan y directo a formato casero, con una aventura que los pondrá a prueba en su lealtad entre ellos.

Star Fire es la líder de los Teen Titans, quienes han sufrido un pasado tormentoso a su manera y esa es una de las razones por las que están ahí. Por otro lado un hombre llamado Sebastian Blood, quien ha vivido por centenares de años haciéndose inmortal al bañarse con las sangre de sus enemigos, se hace de una alianza con Deathstroke para un plan en el que los Teen Titans serán arrebatados para otorgárselos a Sebastian Blood.

La película tiene un buen ritmo y desarrollo por el lado de los Teen Titans, pero cuando se centra la historia en el villano, esta carece de intensidad y se siente forzado al poner un villano encima de otro y no tener suficientes secuencias de este personaje que lleva una personalidad de divinidad plana. Esto le cuesta muchos puntos importantes en la película incluyendo el climax, pero el tono de la cinta se recupera al lograr un desenlace sólido para esta aventura.

La animación empleada en este filme tiene sus altas y sus bajas, como la animación tradicional en las cintas animadas DC que ya estamos acostumbrados, pero también decae en ciertos momentos en secuencias de enfrentamientos donde luce de calidad menor a la normal y da a pensar que la película en ese aspecto  se elaboró a la carrera.

“Teen Titans: Judas Contract" es una historia redonda que tiene muchos altibajos, pero se postra firme en su conclusión. Pero también podría considerarse como una película más del universo animado de DC.

La Cueva califa: 

Más artículos...