leyenda2016

La adaptación de tres historias de Alice Munro por Pedro Almodovar nos muestra un lado más ligero del director.

La nueva película de Pedro Almodovar, "Julieta", representa un regreso silencioso. Tiene todas los distintivos del director: el sorprendente giro, el enfoque femenino y lo escandaloso del melodrama de las telenovelas españolas. Sin embargo para esta cinta todo estos detalles se quedan cortos, lo que parece indica que Almodovar está entrando en una etapa de auto contención; o nos muestran que su formulismo empieza a caer en lo repetitivo.

La historia tiene una atmósfera oscura, pero carece de enfoque. Estructurada en tres partes, “Julieta” se centra en la relación madre-hija, donde la primera intenta explicar que fue de la vida de su padre. 

Las actuaciones en esta cinta son aceptables, pero lejos de ser consideradas como memorables. 

Posiblemente uno de los valores más impresionante de la cinta erradique en el impresionante manejo de colores en la cinematografía. Lo que nos termina por confirmar que “Julieta” sea uno de los mejores trabajos de Almodovar.

La cinta tiene sus momentos, pero carece de esa chispa que caracteriza alguna de las películas emblemáticas de Almodovar. Quedándose en una cinta ligera, fácil de ver, pero poco memorable.

La Cueva califica: