leyenda2016

El Planeta de los Simios: Confrontación esta dominando las taquillas del cine en el mundo. ¿Pero es esta la película del verano?

El Planeta de los Simios es sin duda una de las franquicias más relevantes en la historia de la ciencia ficción, aunque sea constantemente criticada por su efectos visuales baratos o por el constante declive en la calidad de sus historias. Simplemente podemos hablar que era una franquicia de cine, antes de que existiera este concepto (solo competida por las películas de James Bond en los 60s).

Luego de un intento fallido de hacer renacer la franquicia en 2001 con la adaptación de Tim Burton, llegó la muy bien recibida Rise of the Planet of the Apes (o pésimamente llamada: "El Planeta de los Simios: (R)Evolución" al español) en 2011, que evitó a toda costa cometer los “errores” de la versión de Burton al plantear una historia de origen en vez de un refrito o un reboot (que aún no se especifica si es que se trata o no de un reboot).

Ahora, es la hora de seguir el destino del Planeta Tierra hacia su transformación en el Planeta de los Simios: La tierra ha sido devastada por el Gripa Simia. Los pocos sobrevivientes en la faz de la tierra son inmunes a los efectos de la devastadora enfermedad desarrollada en la película anterior y continúan viviendo refugiado en sus ciudades. Los simios, por su parte, han hecho de los bosques su hogar, empezando a crear los primeros vestigios de una cultura.

Pero los humanos, al borde de la desesperación deben de buscar recursos, los cuales sólo se encuentran en el territorio de los simios; teniendo que forjar una alianza incómoda entre estas dos razas, la cual no tardará mucho en salirse de control, dando en una irremediable (como usted puede deducir por el nombre de la película) confrontación. 

El Planeta de los Simios: Confrontación cuenta con tres puntos muy buenos: 

1) Sus efectos especiales la cual es el punto más alto de la película, sin ellos no sería posible un ejército de simios atacando la ciudad de San Francisco o un actor de carne hueso prestando sus gestos faciales para darle rostro al protagonista que, sí, es un simio.

2) De la mano de la anterior, la actuación de Andy Serkis como Cesar a través de la técnica Motion Capture, que ya no solo permite digitalizar movimientos del cuerpo si no también expresiones faciales. Todo un logro tecnológico que se transforma en el alma del filme.

3) Buenas secuencia de acción/guerra en un entorno cuasi-apocalíptico. 

Sin embargo, pese a todo esto (y la siempre actuación impecable de Gary Oldman), la película adolesce de un problema, una trama que cae en lo predecible y en clichés hollywoodenses; haciendo evidente que en un secuela lo importante es el cómo van a pasar los eventos y no el qué va a pasar.  Y pese a que la película resulta entretenida en general, termina por sentirse coja.

El Planeta de los Simios: Confrontación, era sin duda una de las apuestas de 20th Century Fox para ser la película del verano. Y aunque en taquilla parece estar evolucionando correctamente, estará lejos de ser ese título. Dawn of the Planet of the Apes ya se encuentra en cartelera.

Más artículos...